La metodología de adquisición magnéti-ca permite la detección e identificación de anomalías magnéticas mediante me-diciones de la intensidad de campo mag-nético total utilizando instrumentos sensi-bles denominados magnetómetros. El instrumental empleado consiste en un magnetómetro de alta resolución (+/- 0.2 nT) (Geometrics G-882) diseñado para sondeos magnéticos marinos en aguas someras y profundas, el cual puede ser instalado tanto en embarcaciones ligeras como en embarcaciones de gran calado. La instalación y operación pre-sentan facilidad y calidad, permitiendo explorar grandes áreas con buena resolu-ción en poco tiempo.


marinos

Fuente: Natural
Modalidad Marino

Las principales aplicaciones de esta metodología incluyen la caracterización geológica del subsuelo marino, arqueolo-gía, detección de objetos ferromagnéti-cos emplazados en lagos, ríos y estuarios, así como aplicaciones encaminadas al desarrollo de infraestructura portuaria y diversos trabajos de carácter ingenieril inshore y offshore. La adaptabilidad de estos sistemas permiten incorporarlos de manera integral con sistemas como: Eco-sondas Multihaz y Monohaz, Sonar de Barrido Lateral y Perfiladores Acústicos Marinos.


La adquisición de datos marinos es complementada con una base magnética en tierra (magnetómetro terrestre fijo que mide la variación del campo a lo largo de la duración del levantamiento) en un punto cercano a la zona de estudio y sistemas de posicionamiento geográfico de gran precisión (RTK, Real Time Kinematics). La interpretación de la información obtenida con la medición del campo magnético permite, en principio, la distinción entre materiales de naturaleza ferromagnética a un nivel cualitativo (reconocimiento de anomalías sobre la zona de estudio), sin embargo, a través de las técnicas de modelado e inversión de fuentes potenciales es posible obtener resultados de carácter cuantitativo para la delimitación de profundidad y geometría de los objetivos geofísicos.


En el pre-procesamiento se hacen reducciones y correcciones a los datos crudos, en el procesamiento se aplican tratamientos matemáticos como Derivadas Direccionales, Continuación Ascendente, Deconvolución de Euler, etc., con lo que se delimitan mejor las anomalías y se puede obtener una estimación de su profundidad. Empleando esta información se puede hacer un modelado e inversión, con lo que se obtiene modelos del subsuelo sugiriendo geometrías de distribución de estratos, macizo rocos y materiales emplazados.